viernes, 20 de julio de 2018

March Field Air Museum (y VIII)


Como os comenté más atrás este Museo se encuentra aledaño a las instalaciones de la "Base Aérea de Reserva de March". Desde él, con suerte, se pueden ver las evoluciones de alguna de las numerosas aeronaves que utilizan sus pistas (uno de los aeródromos más antiguos utilizados militarmente por Estados Unidos) ya que muchas unidades se encuentran destinadas en dicha Base. Yo conocía esta particularidad por lo que decidí cargar aparte con el teleobjetivo, pese a la incomodidad que podía suponer,  por si hubiera alguna posibilidad, y la hubo:





















Y esto es todo (uf...) en lo que respecta a las aeronaves que pude fotografiar ese día en March, tanto pertenecientes a la Base como al extenso número de modelos que se exhiben en el Museo. Un cantidad ingente como habréis comprobado y que además suponen un acumulo de calidad difícilmente igualable.

No obstante, como siempre os digo, haría falta dedicar semanas para observar minuciosamente la gran cantidad de piezas y detalles que un Museo de esta envergadura alberga. Por ello me encanta repasar tranquilamente en casa las fotografías que realizo por que siempre se me escapa alguna cosa o puedo repasar a conciencia lo que en su momento hube de observar de manera rauda. 

Hay tanto (y tan bueno) que ver...






































Desde luego fue una jornada bien aprovechada de la que había que ir despidiéndose.


March Field Air Museum ha sido una fantástica experiencia desde todos los puntos de vista; he podido contemplar aeronaves que forman parte de la Historia de la Aviación, me he deleitado con su magnífico estado, he podido fotografiarlas a placer y sin estorbos gracias a la forma en la que se exponen y disfruté de un día magnífico en lo climatológico. March Field Air Museum, un paraíso aeronáutico.