viernes, 23 de febrero de 2018

Miramar Airshow 2017 (VI de XIV)


Tras haber "pateado" a fondo la exhibición estática ha llegado la hora de recordar los diversos displays y exhibiciones de este faustoso Air show.

La mayoría de tomas las realicé el domingo 24 desde las Gradas de Público General habiendo pagado un total de 15,00 € por este tipo de asiento, dinero que considero muy bien invertido al haberme permitido contemplar de manera muy cómoda esta parte del Festival. Vuelvo a recordar la necesidad de venir bien pertrechado para soportar el intenso calor que puede darse por estas latitudes ya que en las gradas no está permitida la apertura de sombrillas o paraguas que puedan molestar al resto de observadores. Si acaso se llega pronto y como consejo puede uno irse a los últimos asientos en la parte más alta de dichas gradas (no están numeradas) e instalar algún parapeto casero o pequeña sombrilla que palíe los efectos de las altas temperaturas.

Tras la apertura de puertas a las 8:00 am las jornadas empezaban con diversas muestras de aparatos radio Control y una demostración de vuelos con Paramotor de la mano del "Powered Paraglider Flight Demostration Team" los cuales llegan a alcanzar la asombrosa cifra de entre 5 a 7 G's en alguno de sus ejercicios.



Es habitual dar un paseo a los pilotos en vehículos descapotables para recibir el aplauso y agradecimiento del público.

Tras los Paramotores le tocaba el turno a Sean D. Tucker  a los mandos de su biplano Oracle Challenger III. Es toda una institución en el mundo del pilotaje acrobático con más de 1.000 exhibiciones a sus espaldas por todo el mundo y una figura aeronáutica muy respetada en los Estados Unidos.

Observando sus evoluciones y su famosa maniobra del triple corte de cinta se constata rápidamente su maestría y enorme conocimiento de lo que se trae entre manos.

A lo largo de las jornadas del Festival realiza varias exhibiciones en distintos horarios.





















Toma el relevo posteriormente el piloto Steve Arrakis que a bordo de su interesante  y elegante Romanian IAR-823:








Tras el anterior actuaba Dan Buchanan y su Ala Delta. Tras haber sufrido un accidente en uno de estos aparatos en 1981 que le privó de la capacidad de andar Dan volvió al vuelo poseyendo en la actualidad casi 3.000 horas de actividad en este tipo de aparatos:




Tras estos instantes de cierta relajación y disfrute con el vuelo más calmado y silencioso de Dan Buchanan de repente aparece como una flecha John Collver con su AT-6 Texan Wardog para hacer girar las cabezas a toda velocidad siguiendo sus ágiles y muy, muy rápidas evoluciones:











Aún no repuestos de la impresión aparece una auténtica bestia. ¿Es un dragón? ¿Es un avión volando a nivel del suelo? No, es el Shockwave Jet Trcuk que con sus tres motores a reacción J34-48 Pratt/Whitney que le dan un potencia combinada de ¡¡¡¡36.000 caballos !!! que le propulsan más de ¡¡¡560 km/h!!! Realmente espectacular, veloz y atronador.

De hecho es el camión más rápido del mundo, hasta el punto de que en el Festival compite contra la anterior Texan y a nada que se despiste llega antes a la meta el camión. 




















Llegados a este punto era necesario relajar un poco el nivel sonoro y disfrutar con las evoluciones elegantes y no exentas de espectacularidad del planeador de Boyd Willat: